Después del éxito obtenido con el Foro por la Tierra en 2020, los organizadores lo hemos evolucionado para concienciar a la población de que hay que cuidar el planeta y a las personas que vivimos en él.

El Coronavirus ha transformado por completo nuestros hábitos de vida, consumo y trabajo, por lo que estamos convencidos de que el debate ayudará a proyectar cómo será esa nueva realidad que, desde ya, nos está cambiando a todos. Por eso, el Foro Mirando por la Tierra pone en marcha el Foro Fisterra.

Fisterra ha sido el municipio elegido debido a la vinculación con esos valores que deseamos fomentar. Hechos como el del Prestige en 2002, hicieron crecer en la sociedad una fuerte sensibilización con el cuidado del medio que nos rodea y convirtieron la sostenibilidad en un sustento del crecimiento que, poco a poco, se adivina en toda la zona. Además, allí se encuentra el hotel Bela Fisterra, sede de estos encuentros y referente nacional en el uso de energía limpia y protección del medioambiente.

Así, durante este 2021 celebraremos un programa de seminarios, debates y conferencias sobre los temas que están de actualidad. Foros presenciales o por videoconferencia, según las posibilidades que nos permita la evolución de la pandemia.

Un Foro Fisterra que está organizado por el hotel Bela Fisterra, en colaboración con el ayuntamiento de Cee, el ayuntamiento de Fisterra y Ambar Training Solutions.

Objetivos

A través de conferencias y mesas redondas, queremos conocer la visión y la reflexión de expertos nacionales, en áreas muy variadas, sobre el mundo en el que debemos vivir tras la aparición del coronavirus.
Una nueva vida en la que, creemos, debe ser esencial el cuidado del medio que nos rodea. Un nuevo mundo en el que la sostenibilidad sea parte, y no extra, del motor social y económico que provoque el cambio que poco a poco estamos obligados a realizar.
Por eso, creemos que las opiniones y experiencias de dichos expertos pueden aportar mucho a la hora de crear esa masa crítica social que nos ayude a debatir cuál es la mejor forma de encajar esa transformación en nuestra preocupación por respetar el planeta.